Blog de viajesnisupa

El legado arquitectónico andalusí en España

Escrito por viajesnisupa 20-07-2018 en españa. Comentarios (0)

El dominio árabe dejó a España una grandiosa herencia en forma de patrimonio arquitectónico y monumental. Afortunadamente aún podemos contemplar, gracias al buen estado de conservación de muchas de estas construcciones, el esplendor de una civilización que alcanzó una riqueza cultural y un refinamiento artístico excepcionales. En casi toda la geografía española se descubren palacios, mezquitas y fortalezas que presumen del estilo islámico o el mudéjar, y muchos de ellos se cuentan entre los monumentos más visitados de Europa.


Regiones donde admirar numerosas construcciones califales y mudéjares

Es importante señalar la diferencia entre arte califal y arte mudéjar (ver este artículo sobre los diferentes estilo arquitectónicos de España). El arte califal es una expresión del arte andalusí o hispanomusulmán, que se desarrolló luego de las invasiones musulmanas del siglo VIII. Sus tres monumentos más representativos son la Mezquita de Córdoba, el palacio de Medina Azahara, hoy no muy bien conservado, y la Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo. Las construcciones del arte califal se realizaron, principalmente, durante los siglos IX y X.

El arte mudéjar es un estilo arquitectónico que se desarrolló principalmente durante los siglos XIII y XV en los territorios reconquistado por los cristianos. Por eso fusiona características cristianas y árabes. Entre sus principales ejemplos se cuentan la sinagoga del Tránsito en Toledo (folleto en formato pdf), y los Reales Alcázares de Sevilla.

El estilo mudéjar presenta características diferentes según la región donde prosperó. Sus principales focos son el toledano, el castellanoleonés, el andaluz y el aragonés. Destaca por su decoración con escayolas, maderas labradas, mosaicos, azulejos y acabados en ladrillo.


El mudéjar en Aragón

Es en Teruel donde el estilo mudéjar alcanza su máxima expresión, a tal grado que el conjunto monumental que alberga la ciudad ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1986. Algunos de sus más importantes ejemplos se encuentran en la catedral de Santa María de Mediavilla y en la torre e iglesia de San Pedro. La arquitectura árabe, además, se descubre en enclaves tan importantes como la Aljafería de Zaragoza, entre muchas otras construcciones.

Arquitectura de Al-Ándalus en Andalucía

En Córdoba se encuentran las primeras muestras de arte califal y mudéjar de Andalucía. Además de la Mezquita de Córdoba destaca la Sinagoga, y ambas muestras arquitectónicas son reconocidas en todo el mundo por su inmensa belleza. En Sevilla se aprecia la influencia islámica en obras del calibre del Alcázar de Sevilla, la Giralda y la Torre del Oro, mientras que en Málaga se descubre la Alcazaba. En Granada, por supuesto, el conjunto monumental árabe de la Alhambra y el Generalife asombran por su grandiosidad y su hermosura.


Arte árabe y mudéjar en Castilla y León

Son numerosos los enclaves de Castilla y León donde brotan el arte califal y el mudéjar. En Segovia se descubre el Jardín de la Merced, en Nieva destaca la Iglesia de San Esteban y en Olmedo se puede visitar un curioso Parque Temático del Mudéjar. Se trata de una maqueta a escala que incluye castillos, iglesias y fortificaciones en miniatura con representaciones del arte mudéjar. La iglesia de San Miguel de Arévalo, declarada BIC y construida entre los siglos XII y XIV, es una de las mejores iglesias de estilo mudéjar de la ciudad.

La arquitectura árabe de la iglesia de Santa María del Castillo, situada en Narros del Castillo, destaca porque el conjunto decorativo del muro del norte no es habitual en la zona, y se asemeja al del Cristo de la Luz de Toledo. Al realizar una ruta mudéjar por Castilla y León conviene incluir también a la iglesia San Esteban de Cuéllar, en Segovia, y al monasterio de San Pedro de las Dueñas, en León.

Construcciones y detalles mudéjares en Toledo

Toledo fue uno de los más influyentes focos de arquitectura árabe y mudéjar. En esta ciudad, numerosas mezquitas se transformaron en iglesias, y los amplios espacios cuadrados dirigidos a La Meca se cubrieron de bóvedas estrelladas y artesonados. La iglesia del Cristo de la Luz, que anteriormente había sido la mezquita de Bab al-Mardum, es el ejemplo más ilustrativo de ello, aunque el número de exponentes de arte mudéjar conforma una larga lista.

En el extenso listado de ejemplos de arquitectura califal y mudéjar se incluyen el convento de Santa Isabel de los Reyes, el convento de Santo Domingo el Real, el convento de la Concepción Franciscana y numerosas iglesias. Entre ellas están las iglesias de San Miguel, Santa Fe, San Román, Santiago del Arrabal, San Andrés y Santa Leocadia. Todas fueron obras realizadas antes del siglo XV y revelan la convivencia de las comunidades musulmana y cristiana. Además, hay que mencionar las construcciones erigidas por comunidad judía, como la sinagoga de Santa María la Blanca y la sinagoga del Tránsito, son depurados ejemplos de la arquitectura definida con técnicas mudéjares.


Entre todas las ciudades mencionadas, Toledo ocupa un lugar especial en las preferencias de los viajeros, ya que alberga varios hoteles que presumen de arquitectura y/o decorados de arte mudéjar. Algunos de los más destacados hoteles de Toledo con estas características son:

  1. En el hotel NH Toledo se aprecia un sofisticado lobby con columnas y suelo de mosaico, además de un patio de inspiración mudéjar. Se encuentra frente a la plaza de toros, en el barrio de las Covachuelas, cerca de la Puerta Nueva de Bisagra y la iglesia de Santiago del Arrabal, considerada uno de los mejores ejemplos del arte mudéjar de la ciudad.

  2. Hostal Puerta de Bisagra, un establecimiento recientemente renovado, ofrece espacios muy acogedores. La decoración es de estilo mudéjar e involucra el ladrillo visto y sectores decorados con azulejo, aunque se mezcla con detalles modernos que le añaden confort.

  3. El Hotel La Bastida se encuentra ubicado a poca distancia del casco histórico de la capital toledana, y distribuye sus espacios en un edificio de ladrillo visto con atractivos toques mudéjares.

  4. El Sercotel Pintor el Greco, un elegante y acogedor hotel 4 estrellas, está situado en pleno centro histórico de la ciudad. El edificio en sí no es mudéjar, pero su decoración en ladrillo y algunos sectores revestidos en azulejo, como el sector de hidromasaje de las habitaciones premium, han sido inspirados en el sugerente arte árabe.

  5. Situado en el casco histórico, el hotel Riad Medina Mudéjar evidencia la esencia de la cultura árabe toledana. Sus servicios se complementan con los Baños Árabes Medina Mudéjar, un centro que recoge la tradición de los numerosos baños que existieron en Toledo durante la Edad Media.

Roma es eterna

Escrito por viajesnisupa 20-07-2018 en italia. Comentarios (0)

Hubo un tiempo en que Roma era mucho más que una ciudad. 


Roma

Sin duda alguna, cuando el Imperio Romano dominaba el Mediterráneo, Roma era la capital del mundo, algo que aún hoy puede notarse. 

Basta un breve paseo que lleve desde el Coliseo hasta la Basílica de San Pedro en el Vaticano para descubrir que los monumentos de la ciudad pueden dejar sin palabras a cualquiera. Rincones como la Fontana di Trevi (ver imagenes) o el Panteón de Agripa siguen siendo lugares únicos. Otro espacio para tomar conciencia de la importancia de Roma es el Foro. La Vía Sacra, el arco de Severo Séptimo, el Templo de Antonino o la Basílica de Majencio son solo algunos de los lugares que llenan este espacio convirtiéndolo en uno de los lugares más bellos y fascinantes de todo el mundo.